Valora lo que tienes y dale gracias a Dios por ello