Abrir los ojos por la mañana ya es motivo para dar gracias a Dios!

Imagen Buenos Dias 66